Entradas

la-importancia-del-equilibrio-entre-pensar-y-ejecutar-farmacia-farmaflow

La importancia del equilibrio entre pensar y ejecutar

La importancia del equilibrio entre pensar y ejecutar es vital en la farmacia. De nada nos sirve que haya muchas manos ejecutantes, si no existe una cabeza pensante; ni tener una cabeza pensante, sin las suficientes manos para llevarlo a la práctica.

La importancia del equilibrio entre pensar y ejecutar parece obvia, y sin embargo, es uno de los problemas frecuentes en la farmacia.

Danza de las 1.000 manos

Voy a utilizar, como ejemplo, la danza de la mil manos. Una coreografía del artista de origen chino Zhang Jigang. Ejecutada por una compañía formada por 63 bailarinas sordas que, con la ayuda de cinco directores de escena, logran una sincronización perfecta.

Este grupo de 63 bailarinas salen a escena. Como ya he comentado, todas ellas son sordomudas.  Solo se guían observando a sus entrenadores en las cuatro esquinas del escenario. No pueden escuchar la música: sienten las vibraciones y usan la vista para seguir el ritmo de la coreografía. Están tan coordinadas que hacen creer a los asistentes que sólo hay una bailarina encima del escenario.

Esto es posible gracias al equilibrio absoluto entre la cabeza pensante y los brazos ejecutantes, conseguida con una perfecta comunicación entre ellos, la coordinación y el trabajo en equipo.

la importancia-del-equilibrio-farmacia-farmaflow-1

Importancia del equilibrio

1- En muchos casos, la cabeza o cabezas pensantes, están preocupadas y ocupadas en ejecutar. En apagar fuegos, y hacer lo urgente, que no lo importante. Y, ante eso, todo el equipo acaba haciendo lo mismo. Correr de una tarea a la otra, sin planificación, previsión, ni organización. De este modo, es imposible que consigamos objetivos, ya que ni ni hemos parado a pensarlos.

2- En otras ocasiones, la cabeza pensante piensa, y lo hace bien. Pero falla en la organización y transmisión de sus ideas al equipo. Vaya, se piensa, pero no se plasma ni comunica adecuadamente, por lo que, finalmente, no se lleva a la práctica.

3- También puede ocurrir que la cabeza pensante, no cuente con los suficientes brazos ejecutantes. Nuestro equipo es demasiado pequeño para lo que queremos hacer o para el trabajo que hay que hacer. En este caso, o contratamos más personal, o contamos con profesionales externos que puedan ayudarnos o realizar las acciones que nosotros no podemos o no sabemos hacer.

Todas las situaciones, son malas.

Lo perfecto es que se dé el equilibrio entre cabeza pensante y manos ejecutantes.

De otro modo, es realmente complicado conseguir objetivos.

la importancia-del-equilibrio-farmacia-farmaflow-2

Comenzar por el principio

Más fácil decirlo que hacerlo (como pasa siempre). Pero es fundamental, comenzar definiendo qué farmacia somos. Cuáles son nuestros valores, misión y visión, para, a partir de ahí, crear nuestro plan de empresa.

Las palabras misión, visión y valores, han sido tan mal utilizadas que parece que han perdido su sentido y valores reales. Las hemos visto utilizada en miles de páginas web, blog, etc., en muchos casos a modo «corta y pega» de otras web. Vaya, un total sin sentido.

Para saber a dónde quieres ir, debes primero decidir qué eres y qué quieres.

Por ello, la definición previa de los valores, misión y visión de la farmacia son primordiales.

Además, es imposible que tu equipo ejecute, sino está alineado con la filosofía de la empresa y no conoce sus valores, su esencia, y los comparte.

Por ello, lo primero es definir qué farmacia somos o queremos ser, y a partir de ahí, definir un plan de acción, con objetivos claros -SMART: específicos, medibles, alcanzables, realistas y acotados en el tiempo. Que puedan ser ejecutados por el equipo sin problemas.

la importancia-del-equilibrio-farmacia-farmaflow-3

Plan de Acción

Si queremos conseguir nuestros objetivos, tenemos que tener un plan de acción.

Este debe decir hacía dónde nos dirigimos y qué hacer para llegar hasta allí.

Por eso, debe ser claro, conciso y directo. Dividido en objetivos Smart, adaptados a cada uno de los componentes del equipo, para lograr los objetivos individuales y el objetivo común de la farmacia.

Sobre el papel, puede parecer fácil. Pero  no lo es.

Debemos analizar bien cuál es la situación real de la farmacia, a través de un análisis situacional.

Conocer bien las capacidades de cada persona del equipo para adaptar los objetivos y repartir las tareas de la forma más adecuada para ganar eficiencia.

Fijar un plan de acción con metas parciales que nos sirvan para medir el grado de cumplimiento o desviaciones, a lo largo del año, para poder corregirlas.

la importancia-del-equilibrio-farmacia-farmaflow-4

Ejecución

Tenemos que tener en cuenta que en una situación tan cambiante como la actual, hay que revaluar los objetivos, cada poco tiempo, para saber si siguen adaptándose a la situación real del mercado y de la farmacia.

En estos casos, contar la visión de un profesional experto, es una gran ventaja. Nos aporta una mirada fresca y objetiva sobre nuestra farmacia, nuestro entorno y el grado de cumplimiento o desviación del objetivo inicial. Cuándo se es «arte y parte» es más complicado mantener la mente clara para ver la situación real en la que nos encontramos.

la importancia-del-equilibrio-farmacia-farmaflow-5

Un profesional externo, nos ayudará a no desviarnos de nuestro objetivo, o ser capaces de adaptarlo a las nuevas circunstancias del mercado, con rapidez. Nos dará una visión imparcial y nos ayudará a poner en común la visión de todos los miembros del equipo sobre el trabajo desarrollado y la idoneidad de los objetivos propuestos.

Trabajar con herramientas de control, como la metodología canva, hará que resulte más fácil llevar a la practica todo el proceso.

Como todo en la vida, es cuestión de ponerse a ello, con el asesoramiento del profesional adecuado para garantizarse implementar un plan de acción con éxito para tu farmacia.

Si necesitas la ayuda de FarmaFlow, no dudes en ponerte en contacto.

contacto-farmaflow-hablamos

https://youtu.be/-jhUKMH3cjw

tienes-un-plan-de-accion-para-tu-farmacia-farmaflow-10

¿Tienes un plan de acción para tu farmacia? El cuento de la cochera

¿Tienes un plan de acción para tu farmacia? ¿O te dejas llevar? El cuento de la cochera me sirve de ejemplo para explicarte como nos dejamos llevar por la inercia, sin análisis, y sin un plan de acción. Creando la casa menos adecuada y más alejada de nuestros sueños. Con nuestra farmacia en muchos casos pasa lo mismo. Construimos por inercia sin pararnos a pensar si estamos «construyendo» lo que realmente queremos.

En la década de los 70/80,  después de un periodo de crecimiento sostenido de la economía, se puso de moda comprarse un terreno.

El sueño de todos era tener una segunda residencia, en la que pasar los fines de semana. En cierto modo, era un retorno al campo, o al pueblo, volver a los orígenes.

Las grandes ciudades habían crecido enormemente con la transformación de la economía. El paso del sector primario (agricultura) al secundario (industria) motivó el desplazamiento de muchas familias del campo a las ciudades. Buscaban una vida mejor, gracias a la gran demanda de mano de obra generada por la industria.

La gente trabajaba, ahorraba y, en cuanto podía, daba la entrada para el terreno. Todos los domingos iban a desbrozar, picar, allanar, etc. intentando poner un poco de orden en la parcela.

Al poco tiempo, se daban cuenta de que debían construir un lugar donde guardar las herramientas y otros utensilios. De paso, tener un lugar donde guardar el coche a la sombra, o poder cobijarse del sol o de la lluvia.

plan-de-accion-para-tu-farmacia-farmaflow-1

Construyeron “el garaje”.

La construcción de la cochera o garaje era un gran paso.

Ya no había solo campo abierto. Tenían una construcción, un refugio. Ya tenían algo, ¡era nuestra, nuestra propia cabaña!

Al contar con un techo, el siguiente paso fue plantearse pasar todo el fin de semana en el campo. Con adquirir un par de colchones, ya comenzaba a tomar forma de casa.

De manera inmediata,  surgían nuevas necesidades.  Un baño, un sitio donde cocinar, comer y guardar la paella, la parrilla y el resto de enseres, una habitación para los niños y…

Poco a poco, surgieron  nuevas habitaciones, que fueron rodeando al “garaje”,  que pasó a convertirse en en “comedor”. Así,  fueron terminando la construcción de una casa.

plan-de-accion-para-tu-farmacia-farmaflow-2

¿Qué clase de casa tenemos?

La construcción final nada tenía que ver con la casa soñada. Estaba muy alejada de la que podían permitirse construir hoy, con los ingresos y ahorros con los que contaban..

La distribución era todo menos lógica. La orientación tampoco era la indicada. Era imposible construir el porche soñado. Las habitaciones eran minúsculas. No cabían el nuevo armario o la cama grande.

Cuando se comenzó la construcción todo era un gran reto. En ese momento parecía suficiente…pero visto ahora….era un desastre.

plan-de-accion-para-tu-farmacia-farmaflow-3

Falta de Visión y Previsión

No se contó con un plano, un arquitecto, ni un proyecto. Con suerte, un pequeño croquis había sido todo el proyecto.

Tan sólo era un garaje para meter el coche y tenerlo a la sombra. Por ello, no hacía falta nada más…..después se fue improvisando, añadiendo y creciendo para dar respuesta a las necesidades inmediatas, sin pensar en nada más.

Ahora, después de años de esfuerzo, mucho dinero invertido y con todo construido, era demasiado tarde para cambiarlo. Demasiado costoso tirarlo  y comenzar de nuevo. El sentido común dice eso, que hay que derribarlo. Pero ya no es posible hacerlo, resultaría demasiado caro, y sobre todo, demasiado molesto.

No podemos echar abajo todo. El esfuerzo de tantos años, tantas vivencias y recuerdos… Pagar por derribar y volver a pagar por construir, es demasiado coste, en todos los sentidos.

Habrá que conformarse, con lo hecho hasta ahora. Total, “para nosotros ya está bien, nos hemos acostumbrado a las incomodidades. Podemos vivir así».

plan-de-accion-para-tu-farmacia-farmaflow-4

Con nuestra farmacia ocurre lo mismo.

Un día comenzamos con un sueño en la mente. Generalmente poco definido, pero con claras expectativas de que el negocio irá bien. De hecho, no se montó un negocio, sino que, se trata de ejercer una profesión, una vocación.

Empezamos con lo ya existente. Bien sea la farmacia familiar, o la farmacia adquirida por un traspaso.

Comenzamos nuestra andadura con lo que tenemos. Tampoco existe otra opción.

El tiempo, el personal, los clientes y las circunstancias, nos han traído hasta aquí, hasta donde estamos ahora.

Y muchas veces este “aquí” se perece bastante a esa casa que, fue creciendo ampliación tras ampliación, resolviendo unas necesidades momentáneas, pero sin plan, ni plano alguno.

plan-de-accion-para-tu-farmacia-farmaflow-5

Un traje que no se nos ajusta

Y ahora, nos encontramos con «un traje que no se nos ajusta». Que nos constriñe, no nos deja ser la farmacia que queremos.

No definimos qué queríamos ser y hacia donde queríamos ir. Simplemente nos hemos dejado llevar por la inercia. Tirando balones fuera. Autoconvenciéndonos de que no podíamos hacer otra cosa. Que esto era lo que teníamos, con lo que contábamos. Que no podíamos cambiarlo. Que sería una locura. Mejor mantenernos en lo conocido y dejarnos llevar. «Siempre ha funcionado así, no hay nada que cambiar».

Con suerte, hemos ido resolviendo los problemas tal como se presentaban, nadando siempre a contracorriente, sin poder sacar la cabeza para ver qué estaba pasando.

Con mucha suerte, hemos creado unas inercias, unos «protocolos y unas maneras de hacer», «las nuestras”, sin plantearnos si son operativas o no.

Nadie las cuestiona. Sabemos que algo no funciona, que no avanzamos, que cada vez los problemas son más visibles y latentes, y no sabemos por dónde comenzar. Pero nos auto engañamos con : “es lo que hay”, «es lo que tengo», «con este equipo no puedo hacer otra cosa», «la farmacia está en mala zona», «no puedo hacer más», etc.

plan-de-accion-para-tu-farmacia-farmaflow-6

¿Quién cambia todo esto ahora? ¿Qué cambio? ¿Por dónde empiezo?¿Cómo?

Sabemos que algunas cosas (o muchas) están mal, que otras están sobredimensionadas y que otras se nos han quedado justas hace mucho tiempo.

Pero, ¿qué hacemos para cambiarlo?. ¿Por dónde empiezo?. ¿Qué es lo más urgente?.

Además, todo eso implica inversiones. ¡Imposible! Demasiado caro, no hay dinero, ni tiempo para todo eso.

Empezar de cero no es posible, continuar igual tampoco. Elijas lo que elijas, es una mala elección. Y no elegir ni hacer nada, es también una elección, tal vez la menos adecuada.

 

No hay nada peor que la frustración. ¿Elijas lo que elijas, siempre acabas perdiendo?.

A nadie le gusta perder. Pero, está claro que, a veces, no queda más remedio. Tenemos que perder, para volver a recomenzar. Así que, asúmelo, ante la frustración solo es posible la aceptación.

Debes aprender a aceptar lo que no puedes cambiar.

plan-de-accion-para-tu-farmacia-farmaflow-8

Tras la aceptación, pasa a la acción.

La ira, la depresión, la frustración, ya sea juntas o separadas, por este orden o, al revés, no sirven para nada.

Son reacciones humanas, sí, pero absolutamente inútiles. No aportan nada, ni solucionan nada, solo sirven para perder el tiempo en lamentaciones y en suposiciones.

Así que, si me permites un consejo: llora unos minutos, grita algunos más, y fin de la historia.

Tu rincón de llorar favorito es un lugar tan inútil como poco productivo. No te refugies ahí:

¡ponte a trabajar, haz algo!

Y por favor, no sigas por el mismo camino. No pongas más ladrillos.

Párate. Detente y observa. Mira lo que estás haciendo. Analiza lo que está bien y lo que está mal.

Si no puedes hacerlo solo, busca ayuda. Una empresa como tu farmacia, necesita ayuda de profesionales externos.

La complejidad de la gestión de una farmacia supera en dificultad la de algunas grandes empresas.

Gestión de compras, de almacén, ventas, personal, labores administrativas, retail, etc.etc…

Necesitar ayuda. Es lógico y natural.

plan-de-accion-para-tu-farmacia-farmaflow-7

Momento de sacar conclusiones

Anota todas las conclusiones a las que hayas podido llegar. Tanto las buenas, que sin duda las habrá. Como las malas, que también.

Tienes que ser realista y crítico. Debes hacer una lista con las necesidades y los cambios a realizar.

Plan de acción para tu farmacia

Tras el análisis completo de todas las áreas de tu farmacia: gestión, equipo, procesos, espacio, clientes, ubicación, etc., debes trazar un «Plan de Acción».

Existen herramientas que te ayudarán a hacerlo, puede leer este artículo de nuestro blog: Modelo Canvas: excelente herramienta de gestión en la farmacia

Pero sé realista. No puedes comenzar por el tejado. Debes empezar por preparar una lista de acciones concretas que si puedes cambiar. Pequeños cambios, que generen energía, creencia y motivación suficiente para pasar después a cosas más grandes.

plan-de-accion-para-tu-farmacia-farmaflow-9

Consejo final:

Si no quieres repetir la historia, tienes que definir un plan. Tienes que tener claro cual es el fin de todo, qué pretendes conseguir, hacia dónde quieres ir.
Haciendo símil con la cochera, hay que hacer unos buenos planos y unos buenos planes.
¿No estás preparado para hacerlo solo? ¿Crees que necesitas ayuda para comenzar con el cambio? ¿Alguien que te acompaña en el proceso de definición y te ayude a poner claridad en procesos e ideas?

Cuando necesito un mueble yo voy al carpintero. Cuando necesito asesoría sobre temas financieros o de gestión, buco una buena gestoría. Si tengo problemas legales, me busco un buen abogado.

Busco el profesional adecuado, el que sabe resolver mi problema. He descubierto que es la mejor opción, la más rápida, efectiva, segura. Y, al final, la más barata.

¿Qué vas a hacer tú? ¿Quieres que hablemos? Puedes llamarme ahora para despejar dudas, o enviarme un mail contándome tus necesidades. Estoy a tu disposición para que comentemos tu caso y ver si soy el profesional que necesitas para lanzarte a la ACCIÓN y comenzar el CAMBIO.

No pierdas nada porque charlemos, y puedes ganar mucho con ello. Para lo que necesites, sabes que puedes contar con FarmaFlow

contacto-farmaflow-hablamos

¿Conoces al cliente de tu farmacia? Claves para conocerlo mejor

¿Conoces al cliente de tu farmacia? En la farmacia conocemos a muchos de nuestros clientes. Sabemos sus nombres 🧓🏻🧑🏻,el de sus hijos 👧🏻👶🏻, dónde viven 🏡o en qué trabajan 👨🏻‍💻👷🏻‍♀️. Hablamos 🗣 con ellos sobre el tiempo 🌦, las vacaciones🧳, el próximo bautizo👶, comunión o boda 🎩, y, claro está, de sus problemas de salud 🤒. Pero eso no significa que conozcamos realmente a nuestro cliente. Te doy las claves de porqué es importante conocer al cliente de la farmacia.

 

En muchos casos, tenemos un buen conocimiento de nuestros clientes, pero no lo utilizamos, ni le damos ningún valor 💎

En otros casos, conocemos datos del cliente 👨‍👩‍👧‍👦que no son útiles para mejorar nuestro servicio de consejo o generar mayor satisfacción.

cliente-farmacia-farmaflow

¿Conoces al cliente de tu farmacia?

En general, lo que hacemos muy bien en las farmacias es generar confianza con los clientes/pacientes. No debemos olvidar que el farmacéutico es uno de los profesionales sanitarios más valorados 👩‍🔬👨‍🔬🔝.

Sin embargo,  los datos 📋 que tenemos de nuestros clientes de la farmacia son casuales. En muchos casos, no utilizamos utilizamos técnicas o herramientas para obtener 🕵️‍♀️ una mayor y mejor informaciónℹ️ sobre el cliente. Además, no gestionamos 📊 estos datos o no lo hacemos de la forma correcta.   🤝🕵️‍♀️💰🛍📊 📋🧐🤗ℹ️ En otros muchos, creemos conocer al cliente, pero sabemos de él lo superficial.

Conocer bien a nuestros pacientes/clientes es la única forma de mejorar. Nos permitirá adaptar nuestros productos y servicios 🛍 a la demanda de nuestros pacientes y orientar nuestra farmacia a dar solución real a sus problemas y necesidades.

Mejoraremos la experiencia del cliente en nuestra farmacia, generando una mayor fidelización🤗.

Un buen conocimiento del cliente, también hará que mejore nuestra gestión de compras y la gestión del stock📊💰.

Contar con herramientas adecuadas para conocer a nuestro paciente y gestionar adecuadamente esa información, es una de las principales claves del éxito en tu farmacia🥇

Marketing Relacional

El marketing relacional se encarga de:

🔹Definir la información debemos conocer de nuestros pacientes.

🔹Crear una estrategia de comunicación para obtener esa información.

🔹Dotar a la farmacia de las herramientas necesarias para la gestión de esos datos.

Cuanta más información y conocimiento tenemos de nuestros clientes/pacientes mejor será la atención y el consejo que le facilitemos.

Las farmacias que utilizan el conocimiento e información de sus pacientes/clientes, mejoran la calidad de su atención y servicio, consiguiendo incrementar las ventas y la fidelización de sus clientes.

Y, si conocer al cliente actual es importante, tampoco lo es menos conocer al que va a ser nuestro cliente a la vuelta de la esquina. La llamada Generación Z, si quieres saber más sobre los cambios generacionales y su impacto en la farmacia, pincha aquí.

 

💭¿CONOCES Al CLIENTE DE TU FARMACIA?💭

Si quieres conocer mejor a tus clientes creando una estrategia de marketing relacional y aplicando herramientas de seguimiento, ponte en contacto con FarmaFlow

contacto-farmaflow-hablamos

tu-farmacia-es-una-tienda-farmaflow

¿Tú farmacia es una tienda? Importancia de la comunicación visual

¿Tú farmacia es una tienda? Seguramente estés pensando, ¡vaya pregunta me estás haciendo! Pues claro que no es una tienda, es una farmacia. Aunque te parezca obvia la respuesta, no lo es tanto. Y es que, en función de la imagen que trasmitas, tu farmacia será percibida como una farmacia o como una tienda. Ser capaces de transmitir qué tipo de farmacia somos es fundamental para atraer y fidelizar al cliente adecuado, y la base de tu estrategia de comunicación.

¿Tu farmacia es una tienda? La primera impresión dicen que es la que cuenta. Este dicho popular contiene una gran verdad. La impresión que nos hacemos de alguien o de algo, se gesta en tan sólo 7 segundos. Y puede que no haya oportunidad de cambiarla. Esta es la razón de que la fachada y escaparate de la farmacia sean de importancia vital en nuestra comunicación visual.

El primer paso para realizar una buena comunicación visual en nuestra farmacia, sería tener bien definido qué clase de farmacia somos. Tener una identidad corporativa clara, con la filosofía, misión y valores de la nuestra farmacia, facilitará mucho esta tarea. Si, esta identidad corporativa, está plasmada en una identidad visual (logotipo) nos resultará más sencillo crear una identidad de marca definida.

Quién soy

Definir una estrategia de comunicación es fundamental para conseguir una buena comunicación en la farmacia. No todas las farmacias son iguales. Cada titular tiene una visión diferente de lo que debe ser la farmacia, su farmacia. Por esta misma razón, la comunicación de cada farmacia debería ser distinta.

En nuestro escaparate, debemos ser capaces de transmitir qué tipo de farmacia somos para atraer a aquellos clientes que se identifiquen con nuestro modelo de farmacia. Además, será la forma de diferenciarnos y de crear una imagen de marca.

tu-farmacia-es-una-tienda-farmaflow-1

¿Tu farmacia es una tienda?

En farmacia es bastante generalizado el rechazo a ser considerados un establecimiento o una tienda. Sin entrar a valorar que como local con puertas a la calle y clientes, puede ser considerado un establecimiento comercial. Es cierto que la farmacia es mucho más que eso. Sin embargo, en la forma de comunicar en el escaparate, muchas veces caemos en el error de parecerlo.

¿Si tenemos claro que no somos una tienda, porqué comunicamos como una tienda? En muchas farmacias se deja la elaboración de la comunicación del escaparate al escaparatista conocido del barrio o de la ciudad. Sin menospreciar a estos profesionales, la comunicación de nuestra farmacia es demasiado importante para dejarla en manos de un profesional que no conozca bien qué es la farmacia.

Un escaparatista no tiene porqué conocer las complejidades del sector farmacia. Ni saber qué tipo de farmacia somos. Simplemente decorará el escaparate, al igual que decora el de la zapatería o el de la boutique de la esquina.

Para diferenciarnos de lo que no es canal farmacia, debemos comunicar esa diferencia. Si nuestra comunicación es equiparable a la de la perfumería o la boutique, nuestros clientes no percibirán la diferencia.

Si tu farmacia no es una tienda, no comuniques como una tienda. ¿Obvio, no?

tu-farmacia-es-una-tienda_-farmaflow-3

El hábito hace al monje

Se suele decir que el hábito no hace al monje. Pero la realidad es que ayuda a distinguirlos.

Sabemos que alguien es policía porque lleva uniforme de policía. Que una enfermera es enfermera porque va vestida de enfermera. Al igual que sabemos cual es nuestro equipo de fútbol por la equipación que lleva.

Nuestro cerebro está educado para identificar las cosas por su aspecto. Señales de tráfico, señalética del metro, iconos, etc. Todo está organizado para ser reconocido visualmente. Por ello, nuestro cerebro busca las señales para identificar visualmente las cosas.

La cruz de farmacia, sirve para que identifiquemos este establecimiento sanitario en cualquier lugar del mundo. Es una señal inequívoca.

el-hábito-hace-al-monje-farmaflow

Cada farmacia su comunicación

Si nuestro concepto de farmacia es de servicios farmacéuticos, necesitaremos un estilo de comunicación visual y escaparatismo acorde con estos valores. Si somos una farmacia centrada en la dermocosmética, nuestros clientes y nuestras necesidades comunicativas serán otras. Lo mismo ocurre si somos una farmacia centrada en ortopedia, infantil o que apuesta por los remedios naturales.

Definir nuestra identidad y ser capaces de comunicarla visualmente, no es tarea fácil. Contar con los conocimientos y habilidades necesarias para poder realizarlo de la forma adecuada, conlleva formación y un buen conocimiento de la farmacia. Por ello, dejar la comunicación visual en manos de alguien que no comprenda bien qué somos y qué queremos transmitir, no es una buena idea.

Si tu farmacia no es una tienda, no comuniques como si lo fueras.

Para conocer más sobre comunicación visual y escaparatismo, puedes leer el post «El escaparate como herramienta de diferenciación en la farmacia»

Si buscas un experto en comunicación visual y escaparatismo para farmacias, ponte en contacto con nosotros.

contacto-farmaflow-hablamos

limpiar-zapatos-farmaflow

Yo el 31 limpio zapatos. ¿Tiene relación con la farmacia?

Hoy es el último día del año. Yo el 31 limpio zapatos. ¿Sabes por qué? Y, sobre todo, ¿sabes qué tiene que ver con tu farmacia? Sigue leyendo que te lo cuento.

Quedan pocas horas para despedir el año y dar la bienvenida al Año Nuevo. Todos hacemos repaso al año que termina, de una forma u otra. Valoramos qué hemos hecho, cómo nos ha ido, haciendo nuestra personal valoración de lo ocurrido.

Limpio zapatos

Yo el día 31 limpio zapatos. Suena raro, pero no estoy loca. Tiene un porqué.

Cuándo era pequeña, en mi casa todos teníamos que limpiar un par zapatos el día 5 de enero para ponerlos en la chimenea y que los Reyes Magos dejasen los regalos a cada uno de nosotros. Así no se equivocaban. Sabían a quién debían dejar cada cosa.

Esa tradición con los años se perdió. Ya no éramos niños, ni creíamos en los Reyes Magos.

Hace un tiempo, recuperé esa tradición de limpiar zapatos en Navidad. Concretamente, el 31 de diciembre limpio zapatos pero con un significado muy distinto.

yo-el-31-limpio-zapatos-farmaflow

Comenzar desde cero

Esta limpieza del día 31 tiene muchos significados diferentes. Se ha convertido en todo un rito que me ayuda a tener las cosas claras, y realizar mi propia valoración del año que termina y del que va a comenzar.

  • En primer, lugar es una forma de comenzar el año partiendo de cero. Eliminar todos los restos del año de mis zapatos, significa para mí deshacerme de cargas innecesarias para comenzar una nueva travesía.

No importa todo el barro, el polvo, la suciedad que se haya adherido a mi calzado durante los 365 días que finalizan hoy. Todo eso se elimina para poder comenzar sin peso, sin remordimientos, sin «lastres» que impidan mi marcha en el año que comienza.

Nada se consigue sin esfuerzo

Sin esfuerzo no hay recompensa. Por eso limpio zapatos.

  • También me recuerda que nada se consigue sin esfuerzo. Hay que aplicarse en lo que uno hace. «Ensuciarse las manos» para conseguir resultados. No tener miedo al trabajo duro.

Para dejar mis zapatos relucientes, primero es necesario mancharme las manos. Ensuciar un paño, o varios. Utilizar jabón para piel para dejar la piel completamente limpia. Dejarlos secar. Aplicar la crema o betún. Esperar otra vez a que estén secos. Y, después, frotar con un paño limpio para sacarles brillo.

Cosas perdurables

El cuidado y el cariño es fundamental para que las cosas duren. Es importante que todo esté limpio. También los zapatos.

  • Dejar mis zapatos como nuevos, deja presente que con cuidados y cariño, las cosas duran. No importa el tiempo que tengan mis zapatos. Si están limpios y bien cuidados se verán perfectos.

Esto es algo que aplico tanto al trabajo, como a las relaciones. Si cuidamos con esmero lo que hacemos, haremos un buen trabajo. Si tratamos nuestras relaciones con cuidado, cariño y empatía, tendremos relaciones positivas, verdaderas y duraderas.

Lo nuevo no siempre es mejor

No siempre «lo nuevo» es mejor. Aplicado a cosas, personas, proyectos, etc.

  • No hace falta ser nuevo para brillar. Limpiar mis zapatos el 31 de diciembre hace que recuerde que las cosas no tienen porqué ser nuevas para ser hermosas. Al contrario, algo puede ser nuevo y tener muy mal aspecto si uno no lo cuida, no lo limpia, no lo mima.

Eso pasa con las cosas y con las personas. No importa la edad que tengas. Si te cuidas, te quieres, te mimas, estarás perfecto y brillarás. Es más, las cosas antiguas, bien cuidadas son más hermosas. Tienen esa pátina del tiempo, ese conocimiento, esa adaptación a las circunstancias, ese «saber estar y saber andar».

Saber qué tienes y cómo lo tienes

Si yo limpio zapatos el 31 de diciembre es porque me hace comenzar el año sabiendo lo que tengo y cuál es su estado.

  • Si no conoces el estado de tus zapatos, no sabrás qué necesitan para durar. Si no los limpias con cuidado, no sabrás si alguna costura se está abriendo. Si estás desgastando los tacones, o si la suela se ha deteriorado.

Saber cuál es el estado real de las cosas, hace que seas consciente de lo que necesitan. Si sabes dónde está fallando algo, en qué se está deteriorando o cual es el punto más débil, podrás ponerle solución antes de que se estropee o rompa. Esto es muy importante para tu farmacia, tanto con el material, como con el equipo (sobre todo con el equipo).

Es fundamental estar sobre el terreno. Tener los ojos bien abiertos. Ser consciente de la situación en la que nos encontramos. De ese modo, sabremos hacia dónde podemos ir y lo que tenemos que hacer para conseguirlo.

Por eso, yo limpio mis zapatos el día 31 de diciembre. Si quieres que te ayude a conocer el estado de los tuyos, sólo tienes que ponerte en contacto.

¡Mis mejores deseos para el nuevo año!

contacto-farmaflow-hablamos

benchmarking

¿Qué es Benchmarking?

Benchmarking no es más que una herramienta de mejora empresarial basada en la comparación. Un proceso sistemático y continuo para evaluar comparativamente productos/servicios y/o procesos de trabajo en organizaciones que evidencien las mejores prácticas sobre un área de interés, con el propósito de transferir el conocimiento de esas prácticas y su aplicación. No debemos confundir nunca benchmarking con «espionaje» a la competencia.

En un entorno cada vez más competitivo y globalizado, la superviviencia de las farmacias pasa por encontrar fórmulas innovadores para ofrecer a sus clientes. En este contexto, la capacidad de generar estrategias triunfadoras sólo puede hacerse desde un conocimiento profundo de los competidores, de los mercados y de las mejores prácticas que se llevan a cabo.

Los estudios de benchmarking comercial farmacéutico permiten aprender de los mejores y de las mejores estrategias, al comparar de una forma sistemática y organizada nuestros procesos comerciales, productos, estrategias de venta, etc. con los respectivos de las empresas que consideramos excelentes en ese área concreta.

Con este tipo de herramientas, no sólo podemos compararnos con nuestra competencia, si no también copiar fórmulas de éxito de otros sectores que podamos aplicar al nuestro. Podremos estudiar la manera de trabajar de las oficinas de farmacia en otros países con modelos similares o diferentes al nuestro. Podemos estudiar a nuestra competencia «indirecta»: parafarmacias, perfumerías, grandes almacenes, etc. O podemos compararnos con empresas que no tengan nada que ver con nuestro sector, pero que hacen muy bien algo que puede interesarnos implantar en nuestra farmacia.

Este proceso puede resultar de gran utilidad para innovar en la oficina de farmacia, mejorando los procesos o ofreciendo servicios nuevos a nuestros clientes.

Pasos para poner en práctica benchmarking:

  • Identificar qué proceso, área o producto queremos mejorar en nuestra farmacia.
  • Identificar aquellas empresas u organizaciones que sean los mejores desarrollando ese proceso, área o servicio, y ver si efectivamente, la comparación pude servirnos.
  • Recogida de datos: recopilamos información del proceso o servicio que queremos implantar. Podemos hacerlo de manera indirecta, como por ejemplo internet, publicaciones, catálogos, estudios directo de sus productos, etc., con las limitaciones que conlleva.
  • Definir qué indicadores vamos a medir.
  • Analizar las discrepancias de lo medido con mi desempeño actual.
  • Proponer los niveles de desempeño futuro de acuerdo a la comparativa, a los posibilidades y a los agregados de valor.
  • Fijarnos unas metas y plazos de integración de la nueva práctica.
  • Ejecutar la integración. Es importante que la nueva práctica (modo de trabajo, producto o servicio) debe ser implantada dentro de la estructura existente, intentando que se haga de un modo claro y fluido para no convertir el proceso en una pesadilla.
  • Recogida de datos y Generación de informes. Es fundamental tanto la recogida de datos, como la generación de informes para seguimiento.
  • Evaluación del informe. Tras la generación del informe hay que proceder a su análisis. Se deben evaluar todos los ítems o aspectos de la comparativa, midiendo los datos reflejados en el informe, analizando si hay desviaciones de los objetivos pretendidos, etc.
  • Conclusiones. Con todo el análisis efectuado en la evaluación, estableceremos los puntos fuertes y débiles señalando áreas de cambio o mejora.

Los resultados obtenidos en los estudios, además de estimular la creatividad y la innovación en el personal de la Farmacia, orientan a las Farmacias sobre los cambios que son necesarios efectuar para competir con éxito en el futuro.

Las ventajas de aplicar el benmarking en la oficina de farmacia son:

  • Generar afán de superación e innovación en su farmacia.
  • Apoyar cambios de cultura empresarial orientándolos hacia la excelencia.
  • Reforzar el auto-conocimiento y la reflexión en su equipo de trabajo.
  • Aportar argumentos para el cambio cultural y de procesos, basados en hechos.
  • Promover la participación y, con ello, el desarrollo comercial.
  • Asegurar los puntos fuertes de la estrategia comercial.
  • Ayudar a fijar objetivos a partir de estándares que funcionan.
  • Facilitar mejoras radicales, en vez de pequeñas mejoras incrementales.
  • Descubrir factores críticos de éxito y potenciarlos.
  • Fomentar la gestión del conocimiento entre su personal.

Si quieres buscar fórmulas para hacer las cosas de manera diferente pero no sabes cómo hacerlo, ponte en contacto con nosotros. Desde FarmaFlow podemos ayudarte a conseguir resultados diferentes en tu oficina de farmacia, buscando la mejor solución para tu caso concreto. farmaflow@farmaflow.es