explota tu flow

??????? ?? ????

??????? ?? ????. Hablamos de “momentum”, inspiración, energía o flow. Llegar a ello es imprescindible para lograr trascender nuestros propios límites. Sin embargo, para alcanzar ese estado de “fluidez”, primero debemos entender que es.

 

¿Qué es el estado de ?????

Según Steven Kotler, fluir es un estado óptimo de consciencia. El cerebro obtiene más inputs por segundo que se procesa de manera más eficiente y profunda.

Según Kootlee,  “el flow aparece cuando estiramos o empujamos nuestras habilidades al máximo. Es un lugar incómodo donde residir, pero el resultado es una satisfacción más profunda”.

 

Cómo potenciar el estado de ????

Te doy tres indicaciones sobre cómo potenciar el estado de  «flow» y entonces, triplicar tu pasión:

 

1- Asume Riesgos- El flow va después del enfoque, y tomar riesgos crea enfoque

2- Incrementa el desconcierto y la novedad– El entorno por el cual te muevas puede crear flow. Novedad, inexperiencia e impredecibilidad te llevarán ahí. Como ves, un entorno como el actual puede tener su lado positivo, si lo sabes explotar ?

3- Complejidad- El flow ocurre cuando prestas atención con todos tus sentidos, escucha, mirar, oler, probar y tocar. Vaya, experiencialidad ?

El flow ocurre cuando empujas tus capacidades hacia el máximo que podrías alcanzar.

 

Formación para la Transformación

Una forma de explotar tu FlOW y el de tu equipo, es asistiendo a una de las formaciones FarmaFlow?:

– Curso Comunicacion Visual & Escaparatismo Farmacias

– Curso ComunicArte: Herramientas y Habilidades de Comunicacion y Venta

 

Te garantizo que potenciarás el ???? en tu farmacia ?

 

contacto-farmaflow-hablamos

 

#flow #estafodeflow #fluir #energia #productividad #eficacia #equipo #farmacia #farmacias #formacion #formacionbonificada #retailfarmacia #coachingfarmacias #consultoria #farmaflow

Distorsiones Cognitivas

Distorsiones cognitivas: zancadillas cerebrales

El poder de la menta es muy superior a lo que nos imaginamos. A a la hora de conseguir nuestras metas, podemos ser nuestro peor enemigo. Las distorsiones cognitivas son las zancadillas mentales que nos pone nuestro cerebro para conseguir nuestros propósitos.

Las 10 distorsiones cognitivas más comunes:

1. Pensamiento todo o nada. Ver todo o blanco o negro, sin que exista un término medio. Es un pensamiento fundamentalmente perfeccionista. Si los resultados no son perfectos, se considera un fracaso. Por ejemplo, organizas algo: una fiesta en tu casa, una sorpresa en el trabajo, etc. Es todo un éxito, pero alguien no acude, o no lo valora. En lugar de valorar el éxito conseguido con la mayoría, nos centramos en la persona que no a acudido, o que ha hecho un comentario negativo. Nos quedamos con lo negativo, aunque en realidad, sea algo anecdótico.

Pensamiento Todo o Nada

2. Generalización excesiva. Tomar como referente un acontecimiento negativo que nos ha ocurrido puntualmente y dar por hecho que va a repetirse siempre. Por ejemplo, la primera vez que intentamos hacer algo nuevo lo hacemos mal, puede ser montar en bicicleta, esquiar, o realizar una tarea en el trabajo (hacer una fórmula magistral, montar un escaparate, etc.) A partir de ese momento, decidimos que no sabemos hacer eso, y no volvemos a intentar hacerlo nunca más.

Sobregeneralizar

3. Filtro mental. Se da cuando en una situación, centramos nuestros pensamiento sólo en un elemento negativo,  despreciando los positivos. Por ejemplo, suspender un examen de final de carrera, y ver sólo eso, el suspenso. Sin embargo, no tiene en cuenta todos los logros conseguidos para llegar hasta allí: aprobar el bachillerato o el resto de exámenes de la carrera, etc.

4. Descalificación de lo positivo. Ocurre cuando se rechazan las experiencias positivas o neutras, convirtiéndolas en negativas. Por ejemplo, conseguir un nuevo trabajo y pensar «he tenido suerte», sin tener en cuenta su experiencia laboral, ni sus cualidades personales.

5. Conclusiones apresuradas. Es el mecanismo de hacer conclusiones negativas sin que haya datos objetivos que las justifiquen. Hay dos tipos:

  • Lectura de pensamiento. Consiste en creer saber lo que los demás piensan sin preguntárselo, y dando por hecho que son verdades absolutas. Se generan hipótesis acerca de por qué las personas se comportan de una manera determinada. Por ejemplo, «seguro que piensa que soy tonto».
  • El error del adivino. Hacer premoniciones erróneas acerca de posibles acontecimientos nefastos que ocurrirán en un futuro. En la mayoría de los casos no llegan a suceder. Por ejemplo, «seguro que suspenderé el examen», todavía queda tiempo para estudiarlo, más de una semana, pero aun así, piensa que va a suspender.

6. Magnificación o minimización. Es la tendencia de exagerar los fracasos y minimizar los éxitos. Un ejemplo de magnificación es si se suspende una oposición que se ha preparado varios meses, y tiende a pensar que es el fin del mundo, pero la realidad es que puede intentarlo de nuevo al año siguiente. Mientras que la minimización sería ganar una medalla o un trofeo, y quitarse mérito a uno mismo diciendo «estaba chupado» o «cualquiera lo habría conseguido»quitarse mérito a uno mismo diciendo «estaba chupado» o «cualquiera lo habría conseguido»

Pensamiento Todo o Nada

6. Razonamiento emocional. Interpretar los estados de ánimo como si se trataran de verdades objetivas. Por ejemplo, en una reunión importante en la que la persona tiene que hablar, se queda en blanco o se equivoca, en ese momento puede pensar «me siento estúpido», por tanto «soy estúpido». Pero lo que pensamos no es lo que somos, puede que no sepamos resolver ese problema matemático, pero sí sabemos resolver muchos otros

Razonamiento Emocional

8. Enunciaciones «debería». Es la manera errónea de tratar de motivarse con «debería», cuando en realidad sólo causa culpabilidad y frustración. Hay que erradicar frases que incluyan «debería» o «tendría», que sólo nos hacen volver al pasado y recordar las cosas que no hemos hecho. Es un pensamiento exigente y perfeccionista.

Los debería

9. Etiquetación. Ponerse etiquetas negativas a uno mismo. Por ejemplo, me caigo en público y me digo «soy un torpe». Pero en realidad, lo que se piensa en un momento determinado no significa lo que somos, ni lo que valemos como persona.

Etiquetación

10. Personalización. Culpabilizarse no sólo por los propios actos, si no además creerse el responsable de las cosas malas que les pasan a los demás, y que en realidad se deben a un elemento externo del cual no se es responsable. Por ejemplo, me encuentro con un amigo y tiene mala cara, entonces pienso que está enfadado conmigo. Me digo a mí mismo «algo le habré hecho».

Distorsiones Cognitivas

Estas son las 10 distorsiones cognitivas más frecuentes, vaya, las principales zancadillas mentales que nos ponemos a nosotros mismos. Aprendamos gestionar las «zancadillas mentales» que te nos pone nuestro cerebro para avanzar firmes hacia nuestro objetivo.

Propósitos 2017 en la farmacia

Propósitos de Año Nuevo en la Farmacia

¡Ya está aquí 2017 y con él nuestra lista de buenos propósitos para el año!. Tener nuestra lista de buenos propósitos es algo realmente bueno, por eso, os proponemos crear vuestra lista de buenos propósitos de Año Nuevo en la farmacia.

En cuanto empieza la cuenta atrás para el nuevo año no hay españolito que se resista a crear su lista de buenos propósitos. Esta puede ser muy variada pero entre los “clásicos” podemos encontrar dejar de fumar, bajar de peso, comer mejor, cuidarme más, etc, etc.

Nuestra lista de propósitos para 2017 en la farmacia debería estar dividida en dos partes: por un lado, la de hacer cumplir a nuestros pacientes su lista de deseos, y por otra, poner en práctica la propia lista de deseos de la farmacia.

Hacer realidad los propósitos de nuestros pacientes

Sobre como hacer realidad la lista de deseos de nuestros pacientes en la farmacia, os remitimos a un excelente artículo de Coach Farmacia, «Nuevos Propósitos», en el que Carmen Fernández explica a la perfección cómo ayudar a nuestros clientes a cumplir sus propósitos de salud en el año nuevo, consiguiendo fidelizar a nuestros clientes y ofreciéndoles servicios o productos complementarios que les ayuden a lograrlos y sentirse mejor.

La farmacia puede ser un gran aliado a la hora de no desfallecer en un objetivo y conseguir hacerlo realidad, ya sea dejar de fumar, adelgazar, bajar el colesterol, o llevar una vida más saludable.

Ayudar a nuestros pacientes a cumplir sus deseos para 2017 es algo motivante, ilusionante, que implica al en el trabajo diario de mostrador, y que fideliza muchísimo a nuestros pacientes.

Lista de propósitos de la farmacia

Vamos a centrarnos en la lista de Propósitos de Año Nuevo de la Farmacia. Este bienintencionado mes de enero debería aprovecharse para implantar mejoras en la forma de trabajo de la farmacia.

Con el cierre de un año y el inició de los 365 días futuros a todos nos entran ganas de mejorar, de reciclarnos, de poner en marcha proyectos, de aprender cosas nuevas, etc. y esto es algo que el titular debe aprovechar para motivar a su equipo y mejorarlo.

Hay múltiples ideas que pueden ponerse en marcha, dependerá tanto del titular de la farmacia, como del equipo con el que cuente, de que estas sean más complejas o sencillas, pero siempre va a haber cosas que podamos implantar en la farmacia.

Se puede aprovechar para hablar de renovación de horarios; flexibilidades en la adaptación de estos; estudio del sistema de vacaciones; incorporación de pequeños beneficios para los empleados o nuevas políticas de incentivos, entre otras cosas.

También se puede aprovechar para  hablar de las motivaciones o ideas que tenga el personal sobre la farmacia, y para ello, nada mejor que plantear una reunión entre el titular y cada uno de los empleados para conocer su visión sobre la marcha de la farmacia durante el pasado año y ver qué ideas e iniciativas tienen para el nuevo año.

Esta puesta en común conseguirá un doble propósito: por un lado aumentará el número de ideas que podamos añadir a esa lista (el “brainstorming” o “tormenta de ideas” es mucho más eficaz de lo que la gente piensa) y, por otro, el hecho de implicar físicamente a los empleados en esta reunión y puesta en común logrará una mayor consecución de los objetivos propuestos, ya que sentirá el equipo una mayor corresponsabilidad en su cumplimiento.

Cuándo nos tomamos el trabajo de escuchar a alguien conseguimos dos objetivos, por un lado aprender de lo que nos trasmite y, en segundo lugar, pero igual o más importante, darle valor a la persona que habla. Estamos dando importancia al equipo con el que trabajamos día a día, y eso es muy importante, porque los implica y los cohesiona.

A todos nos gusta que nos pregunten nuestra opinión y nos tengan en cuenta, por lo tanto, hagámoslo con nuestro equipo de trabajo y vernos que el resultado merece la pena.

Trasmitir a nuestro equipo que su opinión es importante, que su trabajo tiene valor y que sin sus aportaciones no podemos mejorar y crecer, es fundamental para conseguir un excelente equipo de trabajo, implicado en la farmacia y con los pacientes.

Una empresa está conformada por personas, y las personas son emocionales. La acertada gestión de las emociones puede resultar la clave para convertir nuestro equipo en un equipo de alto rendimientos y diferenciar nuestra farmacia del resto.

Aprovechemos estos días hasta el 7 de enero para pensar y planificar como poner en marcha tu lista de Propósitos de Año Nuevo en la farmacia. Seguro que con estos sencillos consejos, podrás conseguir resultados increíbles durante el 2017.

Si quieres saber más de cómo motivar a tu equipo de trabajo, cambiar actitudes ante los clientes, o entre el equipo y no sabes por donde o cómo empezar, ponte en contacto con FarmaFlow. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Mantente Alerta en la farmacia

¡Mantente alerta en la farmacia!

La realidad es lo que ocurre a tu alrededor. Si no quieres vivir aislado, o ser el último en enterarte de lo que ocurre, ¡Mantente alerta! Consejo FarmaFlow

FarmaFlow Consejos

Para conocer la realidad hay que mantenerse alerta. Estar atento a lo que ocurre a nuestros alrededor para tener capacidad de reacción.

Si nos ponemos «orejeras» y vamos por la vida dando todo por hecho, difícilmente sabremos lo que realmente ocurre a nuestro alrededor. O cuándo nos demos cuenta será demasiado tarde para actuar sobre el problema.

Esta forma de actuar es común. Entramos en nuestra farmacia sin mirar, sin fijarnos en el escaparate, en la entrada, en cómo están colocados los productos…..Muchas veces, incluso sin saludar al personal. Vamos centrados en lo que para nosotros es importante, en la conversación telefónica que estamos manteniendo, o pendientes de que tenemos que mirar el correo al llegar al despacho, o entrar en la banca online.

Así vamos por la vida sin ver lo que ocurre. Sin tener referencias de lo que pasa en nuestro entorno. Sin ser conscientes de nuestro día a día.

¡Abre los ojos! ¡Mantente alerta!

Es el único modo de saber qué ocurre. De saber por qué la farmacia ha perdido clientes, o la razón de que la linea nueva no se venda, o de conocer qué ocurre entre nuestro personal que no se habla.

El primer paso para poder mejorar, es ser conscientes de nuestra realidad. Saber qué hacemos mal, ya es el primer paso para hacerlo bien.

Mantén tus sentidos alerta. Usa tus ojos para mirar a tu alrededor, tus oídos para escuchar qué dice tu personal y tus clientes, y la boca, úsala sobre todo para preguntar, ¿qué? ¿por qué? ¿cuándo? ¿cómo? ¿dónde?….De esa forma tendrás la información necesaria para saber qué está ocurriendo y obrar en consecuencia.

Si no sabes por dónde empezar, o cómo hacerlo, ponte en contacto con nosotros. En FarmaFlow podemos ayudarte a cambiar tu actitud y la de tu equipo, consiguiendo mayor eficiencia y rentabilidad en la farmacia.

miedo-emprender-2

Miedo a Emprender

Emprender es un riesgo siempre. Eso es algo que como titular de una farmacia ya tienes claro. Pero es conveniente recordar que, como emprendedor, fracasarás y triunfarás muchas veces, y que de esos éxitos y fracasos aprenderás importantes lecciones para el futuro. Por eso, nunca debemos tener miedo a emprender.

El primer medio al lanzarte a la aventura del emprendimiento, y más cuando adquieres una farmacia, por la inversión que supone, es si vas a obtener suficientes ingresos para amortizar la inversión. Este será el principal miedo, pero, con toda seguridad, no el único.

¿Cómo superar el miedo?

Lo primero, a tener en cuenta, es que la mayor parte de las cosas que nos dan miedo no han sucedido y, probablemente, nunca sucedan, por lo que nuestra preocupación no tiene mucho sentido.

El miedo se convierte en un problema grave cuándo nos paraliza y no nos deja avanzar. Si la preocupación nubla nuestra visión y no nos deja actuar, hay que ponerse manos a la obra para superarlo.

miedo-a-hacer-las-cosas

Nueva perspectiva

Si nos obcecamos en una situación y no somos capaces de ver las cosas con objetividad, necesitamos buscar la visión de otras personas que nos ayuden a ver las cosas con claridad. Relacionarnos con otras personas que viven una situación parecida puede ser muy beneficioso. Por eso, los farmacéuticos deben hacer una labor activa por relacionarse entre ellos, ya que la experiencia de colegas en situaciones parecidas puede ayudarnos y ser enriquecedora para ambas partes. Acudir a eventos sectoriales, reuniones del colegio, citas profesionales, etc. es una buena manera de coincidir con colegas  para un intercambio de opiniones y construir una red de contactos profesionales. Ver a los colegas de profesión como potenciales enemigos de nuestro negocio es un autentico sinsentido.

Foco y objetivo

Si cuentas con un proyecto emprendedor, que quieres poner en marcha o que está echando a andar, visualiza cómo será el momento del éxito. Imagina con quién estarás, en qué lugar, qué harás y dirige todas tus acciones a hacer realidad ese momento.  Eso se conoce como FOCO. Focaliza tu objetivo cada día, esto sustituirá el miedo que tienes por confianza.

Aprendizaje y formación

Uno de los hándicaps de la formación farmacéutica es que durante los años de carrera no hay ninguna asignatura/s dirigidas a la gestión de una oficina de farmacia. Si finalmente es el camino elegido para emprender una carrera profesional, muchas veces uno se lanza a la aventura sin formación ninguna en muchas áreas necesarias para el desarrollo profesional. Necesitas aprendizaje y formación en áreas de gestión, recursos humanos, finanzas, compras, gestión de stock, compras y marketing. Es fundamental buscar ayuda profesional en estas áreas, bien sea asistiendo a cursos de formación o contando con el apoyo y el asesoramiento de consultores profesionales. Es la clave para superar miedos y avanzar con paso firme en nuestro proyecto empresarial.

No podemos, ni debemos olvidar que una farmacia es un negocio, que tiene que tener un balance positivo si queremos dar un buen servicio de salud a nuestros pacientes. Aprender conocimientos y desarrollar habilidades nos aportará gran seguridad en nosotros mismos y nos hará superar nuestros miedos.

miedo-a-emprender

Miedos propios y ajenos

Tenemos que saber distinguir con claridad entre los miedos propios y los ajenos. Cuando decidimos emprender, muchas personas de nuestro entorno, con su mejor intención, pueden hacernos comentarios del estilo: “Piénsalo bien antes de empezar”, “No es un buen momento”, “No te metas en más líos si ya te va bien como estás”, etc. Tenemos que distinguir que este tipo de frases lo que muestra es el miedo o la inseguridad de la persona que lo dice, que es algo que nada tiene que ver contigo. Es fundamental diferenciar nuestro miedo, del miedos de los demás. Debemos ser capaces de plantar cara a nuestros propios miedos, y olvidar los miedos ajenos para poder avanzar.

Superar nuestros miedos es todo un reto. El miedo es nuestro peor enemigo y lo que nos aleja de nuestros objetivos, por ello, si no puedes enfrentarte sólo a un nuevo reto profesional busca la ayuda de un profesional que te ayude a tener perspectiva y a superar el miedo. En FarmaFlow podemos ayudarte a enfocarte en lo importante y estar preparado para superar cualquier reto. Contacta con nosotros.

Cuestión de Actitud

Cuestión de ACTITUD

Si podemos hablar de profesionales con un excelente grado de formación, esos son los farmacéuticos. Son los únicos profesionales expertos del medicamento, y por tanto, excelentes profesionales del consejo de salud. Sin embargo, a menudo me encuentro con profesionales a los que se les «hace duro» el día a día en la farmacia. A los que el «mostrador» les parece más un campo de batalla que un lugar dónde desarrollarse y poner en práctica todos sus conocimientos y/o experiencia. Esto se debe en muchos casos a una cuestión de actitud, que puede generalizarse a todos los profesionales de la oficina de farmacia. Romper este círculo vicioso es cuestión de decisión.

Para que las cosas cambien, tenemos que cambiar nuestra modo de actuar.

Si nuestra ACTITUD es POSITIVA, nuestra día a día será POSITIVO.

                     Si nuestra ACTITUD es NEGATIVA, todo en nuestro día se convertirá en NEGATIVO.

Cambiar las cosas requiere  ACCIÓN por nuestra parte.

Es una cuestión de ACCIÓN / REACCIÓN.

Para disfrutar más de nuestro trabajo en la oficina de farmacia y no frustrarnos en el día a día, podemos seguir estos pasos:

1. SONRÍA POR FAVOR: No hay nada en el mundo más contagioso que una sonrisa o una risa. Si tu sonríes, tus clientes terminarán sonriendo. No hay nada más agradable que ser atendido por alguien simpático, que te reciba con una sonrisa. Esa es una arma infalible para generar confianza y crear lazos de fidelidad con el cliente.

2. AQUÍ Y AHORA: Pasado y futuro no existen. Tan sólo existe el AHORA. Céntrate en el cliente que tienes delante. No pienses en la mala contestación del cliente anterior, o en el pedido que tienes que recepcionar. Cuándo estás en el mostrador no existe nada más que el cliente que tienes delante. Sólo te importe él. Házselo saber. Simpatía, empatía y atención para que sienta que realmente el es lo importante. Tu cabeza no puede estar en ningún otro sitio.

3. ACCIÓN: Cuentas con las capacidades, los conocimientos sobre el producto y las patologías. Tu cliente/paciente está delante. Confía en ti, sólo tienes que lanzarte a preguntarle qué necesita. Una vez que inicies la ACCIÓN, obtendrás una REACCIÓN (sus respuestas), que te llevarán a poder ofrecerle tu consejo y conocimiento.

4. ESCUCHA ACTIVA: El dicho «tenemos dos orejas y sólo una boca porque hay que escuchar más que hablar», tiene gran parte de razón. Debemos escuchar realmente al cliente. Estar atento a lo que nos dice con sus palabras y con sus gestos. No nos adelantemos, no demos las cosas por sabidas. No pongamos palabras en su boca. Pregúntale lo necesario para poder aconsejarle mejor. Al principio sólo hablarás para preguntar, sólo al final, cuándo tengas toda la información necesaria, le ofrecerás el consejo adecuado a su caso concreto.

5. CUESTIÓN DE CONFIANZA: Si das buenos consejos a tus clientes, más confianza generas. Generas confianza en el cliente al que solucionas un problema, y le ofreces un consejo para mejorar su calidad de vida, de salud, o de estética. Generas confianza en ti mismo, ya que esa misma confianza que generas en el cliente, hace que te sientas más seguro con lo que estás haciendo. Es la ACCIÓN/REACCIÓN de la que hablábamos. Cuánto más practiques el consejo más seguro te sentirás haciéndolo.

6. SÉ UNA ESPONJA: Cuántos más conocimientos adquieras sobre las ventajas y beneficios de los productos/servicios que puedes ofrecer a tus clientes, más seguro te sentirás para ofrecer consejo. Además, estos serán de más adecuados y de mayor calidad, y con ello conseguirás, no sólo ganarte la confianza del cliente, si no que adquiera aquel producto o servicio que tú le aconsejas.

7. METAS Y OBJETIVOS: Debemos buscar la satisfacción en la realización de nuestro trabajo diario. Por ejemplo, marcándonos objetivos o metas para realizar. Pueden ser de muchos tipos, por ejemplo: conocer las características de una gama de productos, sus diferencias y las ventajas para el paciente. Y, después, ponerlas en práctica ofreciendo consejos prácticos de dispensación a cada paciente.

8. SÉ POSITIVO: Nada de quejas, sólo son excusas. Las cosas nunca salen bien a la primera. Una actitud negativa no lleva a ninguna parte, sólo genera desgaste y desánimo. Si un cliente te da una mala contestación, no valora tu consejo, o te dice que no a lo que le ofreces: NO PASA NADA. El ser humano tiene una tendencia natural al no. No te preocupes, el próximo día, si tu consejo ha sido adecuado, seguramente su respuesta sea un SI.

9. TRABAJA EN EQUIPO: Sé un buen compañero, en todos los sentidos. Con tu actitud (tu sonrisa, tu palabra amable, tus «buenos días»). Con tus acciones (apoya a aquellos compañeros que tienen carencias y tu puedes ayudarles, colabora en todas las acciones de trabajo en equipo, etc.) Un buen ambiente de trabajo hace que cualquier trabajo sea agradable, nos aporta una gran calidad de vida y se traslada a nuestros clientes. «Se respira en el ambiente» si entras en un lugar dónde la gente suma.

10. SIEMBRA PARA COSECHAR: Si atiendes bien a tus clientes, te preocupas por ellos y les ofreces buenos consejos farmacéuticos, no necesitarás vender. Tu cliente comprará. Ese es el mayor secreto de ventas. AYUDA a tu cliente para que su calidad de vida sea mejor. Normalmente, nadie rechaza un buen consejo de salud.

Todo en esta vida es más cuestión de ACTITUD que de APTITUDES.

Si tu ACTITUD es POSITIVA, no habrá nada en el día a día que se te resista. 

Si quieres información personalizada sobre cómo cambiar la actitud de equipo de trabajo para convertiros en una FARMACIA DE ALTO RENDIMIENTO, no dudes en contactar con FarmaFlow: formaflow@farmaflow.es